5 RECOMENDACIONES PRÁCTICAS PARA MANEJAR EL MIEDO

By: | Tags: | Comments: 0 | junio 12th, 2020

Entendida la felicidad como la manera positiva de percibir la vida; de hablar y sentir lo bueno, aún en la adversidad. La emergencia nos ha desencadenado múltiples miedos: miedo al contagio y contagiar, miedo a la muerte, a perder la estabilidad emocional, a regresar a nuestras labores cotidianas cuando aún no desapareció la pandemia. El miedo es una emoción, una respuesta del cerebro para evitar el peligro. Si no lo gestionamos correctamente, no nos permitirá pensar ni actuar adecuadamente y podríamos terminar enfermando la mente y el cuerpo.

Por ello es necesario aprender a afrontar nuestro miedo. Manejarlo y controlarlo no es imposible y lo resumo en 5 pasos que detallo a continuación:

  1. Identifique el miedo. Es necesario definir qué le preocupa, qué le genera miedo y a qué le teme. Identifique cómo reacciona su cuerpo y qué lenguaje está utilizando su cuerpo para expresarse.
  2. Racionalice la emoción. Vea el miedo de manera lógica, pregúntese: ¿qué probabilidades existen de que se haga realidad si toma todas las medidas de precaución?
  3. Plantéese el miedo como un desafío para cambiar y modificar el lenguaje negativo. Conviértalo en positivo y trabaje en cambiar su percepción pesimista en optimista. Por ejemplo: “Estamos en casa: no encerrados sino protegidos”. “No podemos ver a los amigos: pero puedo fortalecer mis lazos familiares y acercarme o compartir más con los míos”.
  4. Familiarizarse, aceptar lo que está sucediendo. Asumir que es normal sentir miedo, que siempre estará allí ese temor, pero es usted quien lo controla. No permita que una emoción entorpezca su paz, salud y armonía.
  5. Deje de centrarse solo en el miedo. Rodearse de cosas y personas agradables permite avizorar otras formas de sobreponernos a esta dificultad que nos afecta a todos.

Céntrese en cosas y recuerdos positivos, intente mirar hacia adentro, escuchar su voz interna. Tómese un tiempo a solas para identificar lo que siente y lo que está generándole a su mente y cuerpo.

No olvidemos que el miedo también nos permitirá aprender, crecer y reforzar la esperanza; y si no podemos abrazar, aprendamos a tocar a nuestros seres queridos con palabras de afecto, acariciemos con la mirada, con gestos y abrazos que salen del alma. Si nos proponemos manejar bien nuestros miedos, aprenderemos, creceremos y seremos mejores personas.

Leave a Reply